Emergencia Sanitaria: Medidas y sugerencias del Colegio
16 marzo, 2020
Jóvenes matriculados del CAVM podrán acceder al Programa de Inducción para Abogados
16 marzo, 2020

Decretaron el Receso Judicial: Respaldo del Colegio a la decisión del TSJ

Directivos del Colegio de Abogados de Villa María (CAVM) respaldaron abiertamente la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba, entidad que dispuso hace pocas horas atrás un receso judicial extraordinario hasta el 31 de marzo próximo (más info AQUÍ), en el marco de la Emergencia Sanitaria dispuesta por el Gobierno Nacional a causa de la amenaza del conocido como Coronavirus.

En tal sentido, vale recordar que el CAVM ya había marcado su postura, incluso antes de la decisión tomada por el mencionado Tribunal.

La entidad villamariense, encabezada por su Presidente Guillermo Lorenzatti, fijó opinión del caso oportunamente, ante miembros de la Federación de Colegios de Abogados de Córdoba (FECACOR), en un contexto de debate sobre si era conveniente o no frenar la actividad judicial en medio de la emergencia sanitaria.

Allí, el CAVM hizo ver «la necesidad de suspender o modificar los plazos judiciales, a fines de colaborar con la comunidad, dándole prioridad a la prevención, y por lo tanto al resguardo de la salud de la ciudadanía por encima de todo».

EN DEFENSA DE LOS ABOGADOS

A renglón seguido, Lorenzatti hizo saber que buena parte de los matriculados de la institución (es decir, abogados residentes en Villa María y la región), así como personal administrativo de los tribunales locales (4° circunscripción provincial), jueces y otras personas que concurren cotidianamente al edificio ubicado en calle General Paz y sus dependencias, son personas «que tienen factores de riesgo». Ello, siempre de acuerdo a los lineamientos definidos por el Gobierno Nacional y el Ministerio de Salud en particular. En concreto, mujeres y hombres mayores de 60 años, embarazadas, diabéticos, con hipertensión y otros problemas cardíacos, con problemas respiratorios, etcétera.

«El poder judicial ya había licenciado a su personal en riesgo ante la amenaza del coronavirus ¿Porqué los abogados tendríamos que haber seguido trabajando poniendo en riesgo nuestra propia salud y la de nuestros colegas, grupo de pares y el resto de la población?», agregó Lorenzatti.